Banner

Detalles del Organismo


Información general del organismo

Administración General del Parque Nacional Mirador Norte

Presidencia de la República

8099269022

Otras informaciones

Historia

La zona que hoy constituye lo que es el Parque Nacional Mirador del Norte, remonta sus orígenes a la década de los 50’s. En esta década era propiedad de Don José David Rodríguez quien desarrolló actividades de agricultura y ganadería en toda su superficie.

Años más tarde, adquirió el terreno contiguo perteneciente al coronel Manuel Emilio Castillo. Dicho terreno comprendía unas dos mil tareas y contaba además, con el exuberante fondo de los ríos Isabela y Yaguasa, al igual que pequeños lagos y lagunas por toda su extensión.

Estas tierras, remanso refugio y retiro de Don José, conocidas como “Rancho Tamarindo”, primero, y posteriormente “Hacienda Santa Cruz”, fueron declaradas de utilidad pública en varias ocasiones.

Siendo durante el periodo histórico conocido como el régimen de Rafael Leonidas Trujillo, la primera vez que el gobierno mostró interés por esta propiedad, debido a la existencia de una mina de caliche que se encontraba en su interior. En ese momento, dada la situación que acaecía en el país y tras la muerte del tirano, los terrenos no pasaron a manos del Estado.

Posteriormente, durante las primeras gestiones de gobierno del Presidente Joaquín Balaguer, específicamente en 1966, el Gobierno volvió a interesarse por esta gran extensión de terreno de aproximadamente unos cinco (5) kilómetros de longitud y un (1) kilómetro de ancho, declarándolo nuevamente de utilidad pública, a los fines de levantar el Cementerio Cristo Redentor. Este hecho no logró materializarse, debido a que le fueron presentados los terrenos que hoy día ocupa este Campo Santo en la Sección de los Peralejos.

En los albores de la década de los 90’s, el Dr. Balaguer nuevamente se interesó por los terrenos antes mencionados, pero en esta ocasión traía como propósito crear un área protegida, es decir, levantar un parque urbano que cambiara el concepto de los ya existentes en el país. Para tales fines le asignó la planificación y diseño de la obra al arquitecto Tomás Hernández Ramos, quien le dió a estos terrenos un tratamiento paisajístico y dotó de infraestructura, con miras a la atención y prestación de servicios a los visitantes.

En 1992, mediante el Decreto Núm. 312-92, fueron declarados de utilidad pública los terrenos donde hoy se erige el Parque Nacional Mirador del Norte, iniciándose su construcción en Enero de 1993, quedando concluido a principios de 1996 e inaugurado el 11 de junio de ese mismo año. La inversión de dicha obra superó los 450 millones de pesos.

Dentro de la inmensidad del parque algunos artistas han dejado su impronta, entre los cuales podemos mencionar: el monumento al trabajo, la familia, la exaltación a la naturaleza, etc.

Para enmarcar aún más el nuevo concepto de los parques urbanos, se crea mediante el Decreto No. 132-96, un Patronato vinculado a la Presidencia de la República y conformado además por un Consejo Directivo y una Dirección Administrativa para velar por la conservación, preservación y buen manejo de las instalaciones construidas y los recursos naturales y culturales que allí convergen. Dicho Patronato fue presidido por el Arquitecto Rafael Tomas Hernández Ramos, quien fungía como presidente del mismo y la Administración del Parque a cargo del Arquitecto Emilio Carreras, siendo este último sustituido en abril de 1996, por el Dr. Luís Mejía.

En la actualidad el Decreto antes mencionado fue derogado por el Decreto Núm. 733-01, mediante el cual se crea un nuevo Patronato presidido por el Licenciado Sergio Grullón, actual presidente del mismo, una Administración General, así como también, cuatro Direcciones complementarias, dándoles una mayor cobertura al despliegue de sus funciones y responsabilidades, principalmente al Administrador General, ya que se le ha conferido la autoridad de poder nombrar y suspender al personal de la institución.

 

Misión

Preservar el medio ambiente, fomentar la diversión, recreación, conocimiento ecológico para todos, protegiendo así flora, fauna y recursos hidrológicos.
 

 

Visión

Ser reconocida como una institución que fomenta la promoción, educación y recreación ambiental, logrando la más alta admiración y estima de la sociedad dominicana y la comunidad internacional.

Valores

  • Libertad
  • Justicia
  • Equidad
  • Solidaridad
  • Neutralidad
  • Honestidad
  • Respeto a la Naturaleza
  • Responsabilidad Compartida

Funciones

a) Preservar y desarrollar los recursos naturales del Parque, específicamente, la flora, la fauna, el suelo y los recursos hidrológicos e identificar y categorizar las especies de árboles y arbustos endémicas, nativas e introducirlas a la zona.
b) Aumentar la conciencia ciudadana en lo referente al medio ambiente a través de los diferentes medios a su alcance.
c) Instruir a los visitantes acerca del valor de ese conjunto de riquezas naturales, de creaciones artísticas y de facilidades edificadas para el deleitamiento del espíritu, tales como arboledas, recursos hídricos, vestigos usados y arqueológicos, monumentos y paisajes conjugados en la quietud de ese espacio solaz de los seres humanos.
d) Unificar los esfuerzos estatales con los de la sociedad civil, sus instituciones y las empresas privadas. Así como, las relaciones nacionales e internacionales en pro de los objetivos que se procuran en la preservación de los recursos naturales del Parque.

Base legal

- Decreto núm. 132-96, del 26 de octubre del 1992, que crea el Patronato del Parque Nacional Mirador del Norte.
- Decreto núm. 733-01, del 10 de julio del 2001, que crea el Patronato y la Administración General del Parque Nacional Mirador del Norte.

Servicios a la ciudadanía

No existen datos para mostrar.

Funcionarios